EE.UU reprende a México por revelar evidencia en el caso de drogas contra un exministro

HomeMéxico

EE.UU reprende a México por revelar evidencia en el caso de drogas contra un exministro

El Departamento de Justicia de Estados Unidos reprendió a México el viernes por la noche por divulgar cientos de páginas de evidencia en un caso de tr

Así es el nuevo tratamiento desarrollado por científicos Mexicanos contra el coronavirus
México pedirá a EEUU información sobre general arrestado
Desde un templete, AMLO presenciará desfile militar en Zócalo de CdMx

El Departamento de Justicia de Estados Unidos reprendió a México el viernes por la noche por divulgar cientos de páginas de evidencia en un caso de tráfico de drogas contra un exministro de Defensa de ese país, alegando que la publicación de información confidencial compartida en confianza viola un tratado de ayuda mutua.

La decisión de México de hacer públicos los documentos genera dudas sobre la futura colaboración policial entre ambos países, remarcó un comunicado del Departamento de Justicia. “Dar a conocer tal información viola el Tratado de Asistencia Legal Mutua entre México y Estados Unidos, y cuestiona si EE.UU puede seguir compartiendo datos para apoyar las propias investigaciones criminales del país limítrofe”, remarcó el comunicado, dado a conocer por una portavoz de la agencia.

El comunicado también abordó la decisión de México de no acusar al exjefe de defensa de la nación de ningún delito.

El general retirado Salvador Cienfuegos, quien se desempeñó como ministro de Defensa de 2012 a 2018, fue arrestado por cargos de tráfico de drogas en el Aeropuerto Internacional de Los Ángeles (LAX) el año pasado, pero luego fue liberado para, presuntamente, enfrentar cargos en su país natal, después de una intensa campaña de cabildeo por parte de diplomáticos mexicanos.

El viernes, el mandatario mexicano, Andrés Manuel López Obrador, anunció que Cienfuegos no enfrentaría cargos allí y acusó a la Administración Antidrogas (DEA) de Estados Unidos de fabricar un caso en su contra. “¿Por qué hicieron la investigación así?”, se preguntó. “¿Sin apoyo, sin pruebas?”.

El líder mexicano llamó a los agentes antidrogas estadounidenses “incompetentes” y sugirió que el momento del arresto de Cienfuegos, poco antes de las elecciones presidenciales de noviembre pasado, puede haber tenido motivaciones políticas. Además, ordenó la divulgación de las pruebas recopiladas en el caso por las autoridades estadounidenses, porque dijo que reforzarían sus afirmaciones.

El comunicado del Departamento de Justicia defendió su postura y alegó que la evidencia divulgada muestra “que el caso contra el general Cienfuegos, de hecho, no fue fabricado”. “Un gran jurado federal de Estados Unidos analizó ese material así como otras pruebas, y concluyó que los cargos penales contra Cienfuegos estaban respaldados por la evidencia”, enfatizó el comunicado.

Entre ésta se incluyeron miles de mensajes de teléfonos celulares interceptados entre dos presuntos miembros del cártel, discutiendo sobre un hombre al que se refieren como ‘Padrino’.

Los fiscales estadounidenses dicen que ‘Padrino’ era un nombre en clave de Cienfuegos. Los fiscales mexicanos pusieron en duda esa afirmación.

Los documentos también contienen capturas de pantalla de mensajes, que según los fiscales proceden del exministro, en los cuales se alerta a los hombres sobre las próximas operaciones militares y se habla de la entrega de sobornos.

Cienfuegos fue arrestado el 15 de octubre y acusado de ayudar al cártel H-2 de México a contrabandear toneladas de cocaína, heroína, metanfetamina y marihuana a Estados Unidos. Conforme los fiscales no solo protegió al cártel, sino que también utilizó al Ejército para atacar a sus rivales.

Los líderes militares actuales se indignaron cuando Cienfuegos fue arrestado, y presionaron a López Obrador para que tramitara su liberación. El presidente mexicano actuó en consecuencia, en parte amenazando con retener la cooperación de seguridad futura con Estados Unidos a menos que Cienfuegos fuera liberado.

El máximo diplomático de México, el canciller Marcelo Ebrard, prometió que su país realizaría una investigación que “cumpliría con los más altos estándares de eficacia y honestidad”. Cienfuegos no fue arrestado cuando los funcionarios estadounidenses lo trasladaron a su país. Menos de dos meses después de su regreso, los funcionarios de su tierra lo absolvieron de cualquier irregularidad.

Para los expertos en seguridad que analizaron los documentos dados a conocer por México, es difícil sacar conclusiones. “Les falta contexto”, señaló Falko Ernst, un analista del International Crisis Group con sede en ese país.

Ernst agregó que, sin más aclaraciones, es imposible conocer “la narrativa general de la acusación y cómo encajan estas piezas”. Según el especialista, el gobierno mexicano perdió credibilidad con solo dar a conocer los documentos, y afirmó que López Obrador parece estar enviando un mensaje a la administración entrante de Estados Unidos, “para que no desarrolle ningún pensamiento demasiado ambicioso sobre inducir un cambio en México”.

Las acciones de López Obrador, comentó, también destacan el creciente poder de las fuerzas armadas en los asuntos civiles mexicanos. Las tropas ahora lideran la lucha contra la inmigración ilegal, la pandemia de COVID-19 y el robo generalizado de combustible de los oleoductos. Dirigen, además, los proyectos de infraestructura más grandes del país y pronto controlarán los puertos y cruces fronterizos.

El esfuerzo por proteger a Cienfuegos del enjuiciamiento se centró en “resguardar el trato que el gobierno de López Obrador alcanzó con los militares, en el que se canjea la impunidad y el derecho a seguir autogobernándose por actuar como un pilar central del proyecto político [del presidente]”, enfatizó Ernst.

La DEA no respondió a las solicitudes de comentarios para este artículo. Mike Vigil, ex jefe de operaciones extranjeras de esa agencia, defendió el caso de Estados Unidos contra Cienfuegos en una entrevista y destacó que los agentes y fiscales estadounidenses habrían identificado claramente a ‘Padrino’ como el exministro de defensa antes de detenerlo. “No presentamos cargos formales ni procesamos a alguien que no esté completamente identificado”, remarcó Vigil. “No hacemos eso. Los fiscales federales son muy conservadores”, agregó. “No van a acusar a nadie a menos que tengan pruebas muy sólidas”.

Para leer esta nota en inglés haga clic aquí

Este artículo fue publicado por primera vez en Los Angeles Times en Español.

 

Fuente: www.msn.com

Link: https://www.msn.com/es-us/noticias/mexico/eeuu-reprende-a-m%c3%a9xico-por-revelar-evidencia-en-el-caso-de-drogas-contra-un-exministro/ar-BB1cTxyq