La Cámara de Representantes aprueba un histórico proyecto de ley para despenalizar la marihuana a nivel federal

HomeInternacional

La Cámara de Representantes aprueba un histórico proyecto de ley para despenalizar la marihuana a nivel federal

Por Alicia Victoria Lozano - NBC News Mientras la industria del cannabis sigue ganando terreno estado por estado, el Congreso está considerando la

El papa Francisco en Irak, es el primer jefe de la Iglesia Católica en visitar el país de Medio Oriente.
Trump compara COVID con la gripe estacional, el médico dice que “no tiene síntomas”
“Hay mucho miedo”: por qué han aumentado los ataques contra miembros de la comunidad asiática en EE.UU.

Por Alicia Victoria Lozano – NBC News

Mientras la industria del cannabis sigue ganando terreno estado por estado, el Congreso está considerando la posibilidad de eliminar la marihuana de la Ley Federal de Sustancias Controladas de una vez por todas.

La Cámara de Representantes aprobó este viernes la Ley de Reinversión y Eliminación de Antecedentes Penales de la Marihuana, o la ley MORE, por sus siglas en inglés, que permitirá despenalizar el cannabis y despejar el camino para borrar las condenas federales no violentas por posesión de marihuana.

La votación se dividió a lo largo de líneas partidistas: 213 demócratas votaron a favor y 156 republicanos en contra.

Esta ley, de ser aprobada también por el Senado, permitiría crear oportunidades de propiedad en esta industria emergente, obtener recomendaciones médicas de cannabis por parte de los médicos del Departamento de Asuntos de Veteranos y establecería fuentes de financiación para reinvertir en las comunidades desproporcionadamente afectadas por la guerra contra las drogas, las comunidades negras y latinas.

La votación de este viernes representa un hito: es la primera vez que una cámara completa del Congreso se ocupa de la despenalización federal del cannabis.

“Es lo correcto”, dijo el representante demócrata por Oregon Earl Blumenauer, co-patriconador de dicha ley y co-presidente del Caucus del Cannabis en el Congreso.

“Durante mucho tiempo, la guerra contra las drogas se ha dirigido a los jóvenes, especialmente a los jóvenes negros, y ha rechazado el consejo de los expertos”, agregó Blumenauer, cuyo distrito congresional incluye partes de Portland.

El demócrata ha trabajado para poner fin a la prohibición del cannabis desde la década de los setenta, cuando formaba parte de la legislatura del estado.

Para él, la guerra contra las drogas “nunca tuvo sentido” y dijo que nació de la “cínica” opinión del presidente republicano Richard Nixon sobre el cannabis y otras sustancias controladas.

Nixon declaró una “guerra contra las drogas” a principios de 1970, y calificó el uso indebido de drogas como el “enemigo público número uno”, tras el aumento en el consumo de drogas recreativas en los años sesenta. Mediante una aplicación estricta de la ley y sentencias de prisión, se propuso reducir el uso, la distribución y el comercio.

A diferencia de la heroína y la cocaína, que también son drogas que aparecen en la clasificación 1 de drogas del Gobierno (de una lista de cinco), el cannabis no es adictivo, y se ha comprobado que tiene propiedades terapéuticas para tratar el dolor, de acuerdo con Blumenaer.

 

Aunque los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades (CDC, en inglés) y otras organizaciones indican que la marihuana sí puede ser adictiva.

“La aceptación del público está en su punto más alto”, aseguró.

La marihuana ganó a lo grande el día de las elecciones en noviembre. Cinco estados —Arizona, Nueva Jersey, Dakota del Sur, Montana y Mississippi— aprobaron medidas para legalizar alguna forma de su uso.

Ahora 15 estados, dos territorios y Washington D.C., han legalizado el cannabis para su uso recreativo, mientras que 34 estados y dos territorios permiten la marihuana medicinal.

“Durante décadas, las políticas discriminatorias sobre el cannabis han perpetuado otra forma de racismo sistémico en Estados Unidos y esta ley iniciará un proceso de justicia restaurativa para los más perjudicados”, señaló la representante demócrata por California Barbara Lee, que copatrocinó el proyecto de ley con Blumenauer.

En una carta conjunta al Congreso, Lee y Blumenauer dijeron que sus esfuerzos de reforma subrayan el “tema crítico de la justicia racial y la fallida guerra contra las drogas que ha devastado a las minorías raciales, especialmente a las comunidades de personas negras y morenas”.

“No podemos seguir ignorando nuestro deber de reparar el daño que esta dañina forma de racismo sistémico ha hecho”, advierte la carta.

La tendencia a normalizar el cannabis no es específica de Estados Unidos; forma parte de un movimiento mundial para poner fin a su prohibición. La Comisión de Estupefacientes de la ONU votó esta semana eliminar la marihuana y su resina de la categoría de las drogas más peligrosas del mundo, despejando el camino para realizar más investigaciones.

Pese al reciente éxito de las reformas, muchos legisladores siguen oponiéndose a la despenalización federal del cannabis. Entre ellos se encuentra la representante republicana por Arizona Debbie Lesko, quien tiene la intención de votar en contra de la Ley MORE.

En su opinión los demócratas han “elegido perder el tiempo de la Cámara de Representantes” con un proyecto de ley que “nunca se convertirá en ley”, aseguró en un correo electrónico.

“No solo es un abandono del deber, el proyecto es simplemente una mala política“, afirmó.

 

“No hace nada para disuadir el consumo por parte de los niños, no exige una etiqueta de advertencia sobre los riesgos para la salud que supone y hace caso omiso de la ciencia que demuestra que la marihuana afecta directamente las partes del cerebro responsables de la memoria y el aprendizaje”, señaló.

Los partidarios del proyecto de ley consideran que la Ley MORE reconciliará las tensiones legales entre los estados y el Gobierno federal.

Con esta ley es más probable que los grandes bancos e instituciones entren en la industria de la marihuana una vez que se establezca un marco legal, advirtió Justin Strekal, director político de la Organización Nacional para la Reforma de las Leyes de la Marihuana (NORML, en inglés).

“Es una mala estrategia cuando tienes estados que desafían completamente al Gobierno federal”, dijo. “Engendra falta de respeto a la ley”, agregó.

Mientras que los defensores esperan que la Ley MORE sea aprobada en la Cámara Baja controlada por los demócratas, el Senado presenta otro obstáculo.

El líder de la mayoría allí, el republicano Mitch McConnell, ha criticado los esfuerzos de los demócratas por incluir los estudios de diversidad como parte de la reforma del cannabis, alegando que este año los legisladores deberían centrarse en el paquete de ayuda por la pandemia del coronavirus.

Aún así, McConnell, que apoya a la industria, se reunió con conocedores el año pasado en California, y señaló a algunos expertos que tal vez la reforma del cannabis está mucho más cerca de convertirse en realidad.

 

“Cada vez más esto se está convirtiendo en una cuestión bipartidista”, aseguró J. ‘Smoke’ Wallin, director general de Vertical Wellness, una empresa de cannabis con sede en California.

“Cuando miras a los estados que acaban de aprobar leyes de cannabis, tienes azul, rojo y púrpura. Es más una cuestión de cuándo va a suceder y cómo”, alegó.

 

Fuente: www.msn.com

Link: https://www.msn.com/es-us/noticias/otras/la-c%c3%a1mara-de-representantes-aprueba-un-hist%c3%b3rico-proyecto-de-ley-para-despenalizar-la-marihuana-a-nivel-federal/ar-BB1bDA9S