Un mundo “sin miedo” a la pandemia: el primer mitin de Trump desde su diagnóstico de coronavirus

HomeInternacional

Un mundo “sin miedo” a la pandemia: el primer mitin de Trump desde su diagnóstico de coronavirus

Noticias Telemundo SANFORD, Florida.-- Banderas de Estados Unidos de tamaño industrial ondean al atardecer. Rock clásico de banda sonora. Miles de

Republicanos contra Trump lanzan anuncio de Iowa
Jefe militar dice que fue error acompañar a Trump
¿Qué significa una segunda ola de coronavirus

Noticias Telemundo

SANFORD, Florida.– Banderas de Estados Unidos de tamaño industrial ondean al atardecer. Rock clásico de banda sonora. Miles de personas gritan, chiflan, alzan sus puños en el aire con un “Yeah!”. Sobrevuela y entra al escenario por la izquierda: Air Force One, el avión presidencial.

Era una entrada dramática para un momento dramático en la campaña presidencial de las elecciones de noviembre y un momento dramático para un país devastado por la pandemia de coronavirus. El mismo virus que el propio presidente, Donald Trump, padeció por 10 días hasta este lunes, cuando su médico de cabecera lo declaró negativo en las pruebas.

[Siga nuestra cobertura de las elecciones presidenciales 2020]

Estas escenas como de película eran también un dejá vu de 2016: en los mítines se ve un nivel de entusiasmo por Trump que no se ve en las encuestas, las que lo muestran detrás de su contrincante demócrata Joe Biden por al menos 10 puntos. Un oficial de respuesta de emergencia le dijo a Noticias Telemundo que estimaron que hubo una participación de entre 15,000 y 20,000 personas.

Trump mismo lo recalca así.

“Muchos de ustedes se enteraron de esta reunión, ¿qué, ayer? Y miren cuánta gente”, se regodeó enérgico desde el escenario. La gente asentía y vitoreaba.

El presidente conecta con su audiencia como pocos políticos logran hacerlo, y él y su campaña lo saben. Está programado que participe en actos todos los días de aquí al 3 de noviembre. Uno de sus asesores le dijo al sitio de noticias Axios que a ese paso “se va a matar”. Pero los eventos de campaña parece que no lo debilitan sino que lo fortalecen.

 

 

Este intercambio de Trump con su audiencia muestra por qué el sentimiento es mutuo: improvisado y espontáneo, los hace reír y los hace sentir que alguien está de su lado—aunque por décadas él fuera un magnate inmobiliario de la élite de Nueva York y sea ahora la cúpula política misma en Washington.

Y es porque Trump les ofrece a sus seguidores lo que otros políticos no: un mundo en el que, por ejemplo, “vamos a estar bien” pese a que circule el virus, como dijo una seguidora a Noticias Telemundo. Una oferta política que les hace sentir parte de un club, donde ellos saben algo que ‘los otros, no– los otros siendo “la izquierda, “los demócratas”, “los medios”, “los liberales”.

“Sigan siendo fuertes”, le dijo una mujer a Mark Meadows, jefe de Gabinete de Trump, quien se acercó a la gente detrás de una barricada mientras su jefe hablaba, como si se hubiera escabullido para hacerlo.

Meadows usaba una mascarilla roja con las siglas MAGA, Make America Great Again. La gente se acercaba emocionada a felicitarlo por “el gran trabajo que están haciendo”. Él le regaló broches del presidente a los niños y se tomó selfies con una mujer que usaba silla de ruedas. “No dejen que ellos los afecten”, continúo la mujer, “ellos” siendo “los demócratas”, “los medios”: ‘los otros’.

Tal como en 2016, los mítines de Trump tienen ambiente de carnaval, de celebración. Una de las cosas que más disfrutan sus seguidores es disfrazarse patrioticamente y en apoyo al presidente, usar camisetas con juegos de palabras e imágenes alteradas de Trump mostrándolo como Rambo, Rocky o George Washington.

John Harris, de 20 años, hasta se disfrazó de muro con México que ha prometido Trump desde su primera campaña.

 

 

Pero a diferencia de 2016, había más diversidad racial y de edad en este mitin. Chicos de 17 años de la zona (de Lake Mary a 10 minutos de allí), parejas en sus 30s, 40s, hispanas, asiáticas y negras, y muchas personas mayores (sin mascarilla).

Quizá sea porque esto es Florida. Eso responde por qué su primer mitin aquí, cuando Trump busca reiniciar su campaña, salir triunfante de su contagio con el mismo virus que batalla el país.

Florida es un estado péndulo, que puede votar demócrata o republicano. Una encuesta de finales de septiembre de ABC News muestra al presidente Trump con 51% de la preferencia, un empate técnico con Biden, quien registra 47%, por el posible margen de error.

La misma división se ve en Sanford: en 2016, 46.7% votó por Clinton y 48.3% por Trump.

Y un voto péndulo muy importante que venían a tratar de capturar aquí era el de los hispanos.

Vine porque amo a mi presidente”

El mitin repetía la fórmula de todos los mítines políticos: antes de que hable el candidato, hablan políticos locales, para subir la expectativa y para beneficiarse ellos de la exposición local y nacional. En este caso fueron un pastor, que oró por la salud del presidente; el congresista republicano Matt Gaetz, férreo aliado de Trump; y llamó la atención otro anfitrión: Leo Valentin, candidato puertorriqueño al Congreso.

En un momento de su discurso, Valentin le habló en español directamente a los votantes hispanos y boricuas. Esto importa porque en Florida Central está la segunda mayor concentración de boricuas del país, después del área de Nueva York y Nueva Jersey.

“En Sanford, la comunidad hispana lo respalda (a Trump) porque entiende lo que son las oportunidades económicas, entiende lo que necesitamos para progresar, y ha respaldado, como muchos líderes republicanos que están aquí hoy, nuestras libertades y oportunidades de progreso para nuestra comunidad”, dijo Valentin.

Estos votantes hispanos en el Centro de Florida son vitales para ambas campañas: son un voto péndulo, en una zona péndulo, en un estado péndulo. A diferencia de otras minorías, como la negra y asiática (que votan demócrata en su amplia mayoría), los latinos están un poco más divididos, en particular en Florida.

Esta noche aquí no había indecisos. Adam Francisco Eldridge, 37, mexicano de padres estadounidenses le dijo a Noticias Telemundo: “vine porque amo a mi presidente”.

Ese amor comenzó cuando vio que Trump “hacía llorar a los liberales, me parecía entretenido… me interesé en oír por qué todos lo odian”. Eldridge dijo que lo bueno de Trump no lo cuentan los medios, como que convirtió la crueldad animal en un crimen federal.

 

 

Una burbuja en el tiempo antes del COVID-19

Tal como en 2016, la audiencia abuchea cuando Trump habla de la supuesta “izquierda radical” o de los demócratas, como la líder demócrata de la Cámara de Representantes, Nancy Pelosi. Pero esto no es 2016. Esto es 2020, el año del coronavirus.

Los expertos sanitarios, como el doctor Anthony Fauci, le han criticado a Trump por hacer su mitin masivo, y en particular en Florida, donde los casos están al nivel más alto desde agosto y el país está registrando unos 50,000 contagios diarios de nuevo.

Entre los asistentes al mitin había hombres blancos que vestían camisetas hawaianas. Ese es también el uniforme de los Boogaloo Boys, grupo supremacista blanco que apoya a Trump y frecuenta sus mitines y protestas contra las cuarentenas por el COVID-19. Fueron individuos vinculados a este grupo quienes intentaron secuestrar y matar a la gobernadora de Michigan, Gretchen Whitmer, la semana pasada, según las autoridades.

 

 

Un mitin de Trump parece entonces ser expresión del deseo de un retorno, no solo a un pasado en el que “América era grandiosa”, sino también a un pasado en el que el coronavirus no había arrasado con la vida como la conocemos, porque “las cuarentenas hacen más daño que la enfermedad misma”, según Trump.

Hubo casi cero distanciamiento social. Pocos usaban mascarilla. Algunos aquí, como Miguel Gómez, inmigrante centroamericano que asistió con su esposa, dicen que, como Trump, no le tienen miedo al virus.

“Si Dios decide que me va a llevar por un virus, que me lleve”, dijo a Noticias Telemundo otro seguidor del presidente, “no me voy a cubrir la cara y tener miedo”.

“Hay unos miembros de la prensa aquí usando mascarilla”, dijo el congresista Gaetz antes de que llegara Trump, “eso está bien, es su decisión. Pero por favor, que se la quiten cuando ganemos, para poder verles la cara de sorpresa”.

 

Fuente: www.msn.com

Link: https://www.msn.com/es-us/noticias/otras/un-mundo-%e2%80%9csin-miedo%e2%80%9d-a-la-pandemia-el-primer-mitin-de-trump-desde-su-diagn%c3%b3stico-de-coronavirus/ar-BB19Yk98